Archivo del sitio

Polymorphous Perversity

El término Polymorphous perversity es usado por Sigmund Freud para referirse al comportamiento sexual fuera de las convenciones sociales, que asocia a la etapa infantil del individuo (hasta los 5 años).

images

Esto es sólo el inicio, con el paso del tiempo autores como Woody Allen popularizan el término en algunas de sus películas. Sin embargo, Nicolas Chaud (psicólogo  brasileño) de manera independiente, usando el  RPG maker 2003, exprimirá el término hasta convertirlo en una obra maestra de lo bizarro. Un juego en el que un marcador en la parte superior de la pantalla (un pene), aumenta de tamaño en caso de que “no luches” (en esta caso las luchas son auténticos combates sexuales) hasta que finalmente explota, Game Over.

El protagonista en el club de la masturbación, donde aprende el movimiento masturbate. En la parte superior de la pantalla se aprecia el medidor al que se ha hecho referencia.

El protagonista en el club de la masturbación, donde aprende el movimiento masturbate. En la parte superior de la pantalla se aprecia el medidor al que se ha hecho referencia.

Creo que con esto os podéis hacer una idea del eje central del juego. Según Patricia Hernández, durante su desarrollo llegó a  despertar tanta pasión en la red, que obsesionado con no desilusionar al público incluso habilitó una web en la que los internautas podían dar su opinión y aconsejar sobre las distintas perversiones sexuales con tal que el juego no contemplará los patrones sociales y se adaptará a su titulo Polymorpheous Perversity.

No le podía haber salido mejor la jugada, a medida que avanzas en el juego la curva hacía la degeneración experimenta una paulatina subida, en ocasiones demasiado abrupta. Ciertamente el juego no tiene desperdicio, es un RPG en toda regla, con mazmorras, minotauros que te taladran el culo, princesas, luchas por turnos o aprendizaje de habilidades (fuck, assfuck, masturbate, handjob, oral sex…). Sin olvidar los objetos que te vas encontrando por el camino, entre ellos bragas usadas con todo tipo de manchas, así como los que puedes usar en la batalla usando el comando “Toys”: dildo, viagra, condom (puedes contraer enfermadades de transmisión sexual), beer, lube, etc.

La primera habilidad que aprendes, "Fuck".

La primera habilidad que aprendes, “Fuck”.

Nicolas Chaud consigue introducirte de lleno en el juego. Cuando empiezas a jugar no puedes parar de “descojonarte” ante lo absurdo y bizarro de muchas de las situaciones. Sin embargo, cuando llevas un rato tu mente olvida la parte cómica y se toma en serio el reto, se identifica con un personaje que se encuentra perdido en un mundo que no entiende y en el que nadie tiene ningún tipo de prejuicio sobre el sexo. Es entonces cuando la identificación entre personaje y jugador es más profunda y la exclamación What the Fuck? resonando en tu cabeza forma parte de la banda sonora del juego. Y es que lo que te tienes que follar para continuar el juego, el término “lo” esta bien empleado, te enfrenta con los tabúes sexuales aprendidos desde niño. El elenco de contrincantes sería digno de enumerar si no fuera por los spoilers que acarrearía. Uno de los mayores atractivos del juego es ir descubriendo que nuevas sorpresas sexuales aguardan tras las siguiente esquina. Desde transexuales pasando por mujeres sin piernas ni brazos son algunos de los contrincantes a los que tienes que proporcionar placer con tal de vencer la “batalla”. Sí señor, este es el juego que rompe todo tabú y con estilo.

Sistema de combate por turnos, en este caso el contrincante un transexual.

Sistema de combate por turnos, en este caso el contrincante un transexual.

No debemos pasar por alto que este simpático psicólogo también es el creador de otros maravillosos, por no decir bizarros, juegos como Marvel  Brothel o Beautiful Escape: Dungeoneer. El título del primero es bastante indicativo del contenido del videojuego, en el segundo el jugador es puesto en la piel de un asesino en serie que tiene que ganarse la confianza de las víctimas. No hay duda que Nicolas Chaud no tiene ningún complejo a la hora de desarrollar videojuegos.

En youtube hay muchos más videos, he elegido este porque esta en español y no es excesivamente largo. Si vais a Youtube en la descripción del video encontrareis un enlace donde descargar el videojueo.

¿Quién se anima a una partidita?