Archivo de la categoría: Juegos

cualquier cosa sobre cualquier juego.

Polymorphous Perversity

El término Polymorphous perversity es usado por Sigmund Freud para referirse al comportamiento sexual fuera de las convenciones sociales, que asocia a la etapa infantil del individuo (hasta los 5 años).

images

Esto es sólo el inicio, con el paso del tiempo autores como Woody Allen popularizan el término en algunas de sus películas. Sin embargo, Nicolas Chaud (psicólogo  brasileño) de manera independiente, usando el  RPG maker 2003, exprimirá el término hasta convertirlo en una obra maestra de lo bizarro. Un juego en el que un marcador en la parte superior de la pantalla (un pene), aumenta de tamaño en caso de que “no luches” (en esta caso las luchas son auténticos combates sexuales) hasta que finalmente explota, Game Over.

El protagonista en el club de la masturbación, donde aprende el movimiento masturbate. En la parte superior de la pantalla se aprecia el medidor al que se ha hecho referencia.

El protagonista en el club de la masturbación, donde aprende el movimiento masturbate. En la parte superior de la pantalla se aprecia el medidor al que se ha hecho referencia.

Creo que con esto os podéis hacer una idea del eje central del juego. Según Patricia Hernández, durante su desarrollo llegó a  despertar tanta pasión en la red, que obsesionado con no desilusionar al público incluso habilitó una web en la que los internautas podían dar su opinión y aconsejar sobre las distintas perversiones sexuales con tal que el juego no contemplará los patrones sociales y se adaptará a su titulo Polymorpheous Perversity.

No le podía haber salido mejor la jugada, a medida que avanzas en el juego la curva hacía la degeneración experimenta una paulatina subida, en ocasiones demasiado abrupta. Ciertamente el juego no tiene desperdicio, es un RPG en toda regla, con mazmorras, minotauros que te taladran el culo, princesas, luchas por turnos o aprendizaje de habilidades (fuck, assfuck, masturbate, handjob, oral sex…). Sin olvidar los objetos que te vas encontrando por el camino, entre ellos bragas usadas con todo tipo de manchas, así como los que puedes usar en la batalla usando el comando “Toys”: dildo, viagra, condom (puedes contraer enfermadades de transmisión sexual), beer, lube, etc.

La primera habilidad que aprendes, "Fuck".

La primera habilidad que aprendes, “Fuck”.

Nicolas Chaud consigue introducirte de lleno en el juego. Cuando empiezas a jugar no puedes parar de “descojonarte” ante lo absurdo y bizarro de muchas de las situaciones. Sin embargo, cuando llevas un rato tu mente olvida la parte cómica y se toma en serio el reto, se identifica con un personaje que se encuentra perdido en un mundo que no entiende y en el que nadie tiene ningún tipo de prejuicio sobre el sexo. Es entonces cuando la identificación entre personaje y jugador es más profunda y la exclamación What the Fuck? resonando en tu cabeza forma parte de la banda sonora del juego. Y es que lo que te tienes que follar para continuar el juego, el término “lo” esta bien empleado, te enfrenta con los tabúes sexuales aprendidos desde niño. El elenco de contrincantes sería digno de enumerar si no fuera por los spoilers que acarrearía. Uno de los mayores atractivos del juego es ir descubriendo que nuevas sorpresas sexuales aguardan tras las siguiente esquina. Desde transexuales pasando por mujeres sin piernas ni brazos son algunos de los contrincantes a los que tienes que proporcionar placer con tal de vencer la “batalla”. Sí señor, este es el juego que rompe todo tabú y con estilo.

Sistema de combate por turnos, en este caso el contrincante un transexual.

Sistema de combate por turnos, en este caso el contrincante un transexual.

No debemos pasar por alto que este simpático psicólogo también es el creador de otros maravillosos, por no decir bizarros, juegos como Marvel  Brothel o Beautiful Escape: Dungeoneer. El título del primero es bastante indicativo del contenido del videojuego, en el segundo el jugador es puesto en la piel de un asesino en serie que tiene que ganarse la confianza de las víctimas. No hay duda que Nicolas Chaud no tiene ningún complejo a la hora de desarrollar videojuegos.

En youtube hay muchos más videos, he elegido este porque esta en español y no es excesivamente largo. Si vais a Youtube en la descripción del video encontrareis un enlace donde descargar el videojueo.

¿Quién se anima a una partidita?

Steven Seagal es la Opción Final (Grandes mierdas de los videojuegos Vol. I)

No es una aseveración que haga un servidor, es el título que han escogido para el juego.  Eso sí, tened bien presente la sabiduría que encierra dicho título a la hora de elegir un juego de snes o una película de acción. Steven Seagal es la opción final.

En justicia he de decir que no fue terminado. Era lo que en desarrollo de software se llama prototipo y su desarrollo fue abandonado (felizmente).

Esta crítica pretende ser objetiva con ciertos aspectos del juego.

No soy precisamente fan de Steven Seagal (de hecho, no conozco a ninguno) pero no quiero ofender a nadie, entrando a analizar aspectos como sus dotes interpretativas ni su estado de forma (entrenado en varias artes marciales y ha  llegado a  séptimo dan de Aikido, prácticamente inaccesible para los occidentales… vamos a darle un respiro que tiene ya 60 años). Me limitaré a hacer una crítica del juego.

¿En qué demonios estában pensando los desarrolladores?

Gráficos: son terribles. Utilizar imágenes digitalizadas para los sprites de personajes y cutrebitmaps en los sprites de objetos y en los escenarios… siempre ha dado un resultado nefasto, y las animaciones no son ni aceptables, con especial mención para la patada a lo Chiquito de la Calzada. Por cierto, ¿en qué clase de sótano de megacorporación hay bóvedas de arco medievales llenas de esqueletos?

Música: no puede ser más machacona, una especie de drum’n bass horrible que se repite sin piedad hasta que desconectas el volúmen o te das de cabezazos en la pared hasta perder el sentido (lo que antes suceda).

Jugabilidad: es terrible, más allá de lo que faltase por implementar en la programación. Sólo interactúas a golpes (incluso con los interruptores) y los enemigos son prácticamente inofensivos.

Y el juego, básicamente es estúpido.

¿Qué han hecho para desatar la ira del actor y sheriff? Lo único que vemos es que Steven irrumpe en las instalaciones y empieza a ostiar a afanosos obreros e inofensivos científicos… y lo peor, estos ejemplares y dedicados trabajadores siguen currando tranquilamente sin soltar sus portadocumentos al ver a un tío armado soltando golpes y balas a diestro y siniestro matando a sus compañeros. En ciertos lugares, en vez de puertas hay unos arcos electrificados cuyo interruptor está al lado, accesible a cualquier intruso ¿de qué clase de maligna megacorporación estúpida se trata?

Una imagen estática no podría reproducir toda la cutrez que encierra su circuitería, por lo que os he dejado un vídeo para que lo veáis por vosotros mismos… si os atrevéis.

Whirlo (grandes perlas olvidadas de los videojuegos, vol. II)

En 1992 Capcom lanzó Xandra no Daibōken: Valkyrie to no Deai (Whirlo para nosotros) una precuela de su saga “Valkirie” para SNES con uno de sus personajes secundarios como principal.

ImageImageImage

Con ligeros aromas roleros de la Saga, Whirlo fue un genial plataformas que competía sin ningún complejo con Super Mario World, al que en muchos aspectos superaba. Recuerdo su agudo sentido del humor, su enrevesada historia  pero sobre todo, su verdaderamente retadora dificultad.

Whirlo es un bicho verde y feo que vive en su aldea con su mujer e hijo en paz hasta que el malvado mago de turno lanza un brutal ataque y despierta un volcán que empieza a hacer enfermar a todo el poblado. Armado únicamente con su tridente  (igual que nuestro amigo Caleb de “Blood”), irá en busca del anciano de la tribu, que vive en un sitio sorprendentemente jodido de escalar para un viejales de su edad, a preguntarle cómo puede salvar a su hijo y de paso al resto del poblado, iniciando la búsqueda de las siete bolas de dragón, digo… cristales de la luz. Sería mucho más fácil y menos arriesgado que el pueblo se trasladase lejos del volcán, pero por lo visto los bichos feos verdes son muy territoriales, así que nuestro héroe de aspecto de moco se embarcará en una épica y delirante aventura para salvar a su aldea de la catástrofe.

Su correcto apartado técnico no era para tirar cohetes, gráficos sencillos y variados, música agradable pero que a fuerza de dedicarle horas y horas al morir una y otra vez se hacía algo repetitiva y una jugabilidad interesantísima y muy retadora nos llevará a pensarnos mucho cómo atacar y cuándo y cómo saltar, ajustando el tipo de salto y su ejecución al milímetro. Las rutinas de los enemigos son sencillas y repetitivas (incluso algún que otro jefe) pero aun así resulta jodido de veras ya que un solo golpe nos hace besar el suelo y empezar de nuevo desde el último checkpoint.

Image

Durante el juego nos veremos envueltos en una serie de conflictos, problemas y habremos de tomar alternativas, alguna de las cuales nos puede llevar a corrompernos y aliarnos con el malvado brujo, llevándonos a ver uno de los finales chungos.

Un gran juego, sí señor, pero ahora viene la locura. Es una joya en su versión PAL y no en sentido metafórico: literalmente vale más que su peso en oro. No está engastado con piedras preciosas, pero por el criterio económico de escasez (no se comercializó en toda Europa y se hizo a pequeña escala) se paga verdaderas locuras por un ejemplar en condiciones, no digamos ya si se conserva en “mint condition” con caja y manual.

Image

Si lo tenéis en estas condiciones en casa, metedlo en una caja fuerte, o esconderlo al menos, no sea que se entere un hermano cabrón de lo que vale y lo venda por ahí para comprarse drojas.

Blood (grandes perlas olvidadas de los videojuegos, vol. I)

El hallazgo de ésta perla tuvo lugar en esos difíciles años de intituto, en que las chicas elaboraban listas de popularidad y tú estabas a la cola, justo antes del chico que le cortó el pelo a una compañera. En realidad molabas, o eso pensabas, pero solo eras un capullete al que le quedaban más hervores que al resto que chicos de tu edad. ¿Por dónde iba? Ah, sí, corría el año 1998 cuando un amigo te hizo llegar el excelso CD Mix 9, conteniendo el mal que te hizo perder tantos cientos de horas de tu vida… Diablo, little Big Adventure 2, Lost Vikings 2… y la lista seguía hasta llegar a un curioso título de nombre tan sugerente como “Blood”.

Lo instalaste y lo probaste. Los horribles gráficos que la resolución de tu pc presentaba te hicieron desinstalarlo inmediatamente sin jugarlo. Pero pasó un mes, formateaste el ordenador y volviste a instalar los juegos. Estabas saturado de arrastrarte bajo las mazmorras de Tristán, te atascaste en Little Big Adventure 2 y decidiste darle una oportunidad al desapercibido shooter. Y así diste con él. Y te cautivó desde el principio.

La historia tiene lugar en un futuro apocalíptico en que los muertos se alzan de sus tumbas y las hordas monstruosas del demonio Tchernobog infestan la tierra y atormentan a los pocos supervivientes. La secta de cultistas adoradores de éste demonio se ha hecho con el control del mundo y ha conseguido traer al mundo a su amo, del cual, el protagonista Caleb, descrito como uno de los más sádicos y sangrientos asesinos nacidos es uno de sus principales generales. O al menos hasta que, una vez ha conseguido sus malvados fines, Tchernobog decide que no necesita a sus abanderados, entre los que se encuentra Caleb y su compañera, Ophelia, y decide deshacerse de ellos. Así Caleb es eliminado.

Pero Caleb ha sido elegido como el instrumento divino y salvador que eliminará la amenaza de Tchernobog y se levanta de entre los muertos de su tumba, enfrentándose a los degenerados cultistas que lo intentan acribillar mientras gritan sus ininteligibles consignas “gero shuy cruo” ,”marana infirmus” “in marana domus-Bahhava crunatus”.

(vídeo con las enfermizas frases de los cultistas para deleite de los más freaks)

En el repertorio de armas, además de las viejas conocidas de los shooters, como la clásica recortada hay otras más originales y delirantes como el muñeco de vudú. Además, cada arma tenía segunda función que podíamos ver haciendo click en el botón derecho del ratón.

Podemos ver a Caleb dispuesto a incinerar vivos a unos cuantos inocentes. Ser el salvador de la humanidad no implica no poder tomarse un respiro para disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

Caleb hace uso de su muñeco de vudú, una de mis armas favoritas, no especialmente diseñada para agilizar los trámites.

A partir de ahí, sadismo y violencia gratuítos, sentido del humor negro, o mejor, rojo, una delirante historia y ambientación apocalíptica. ¿En qué otro juego podemos disparar a mimos o tomar carrerilla para chutar las cabezas de nuestros enemigos? Todo esto aderezado con los comentarios sin desperdicio en off de Caleb. Por ejemplo, cuando presionamos acción en frente de un fregadero dice preferir mantener sus manos sangrientas, otras veces se arranca a cantar canciones de Sinatra, y otras suelta histéricas carjadas mientras quema vivos a sus enemigos con su pistola de bengalas o los hace saltar en trozos por los aires arrojándoles dinamita.

Aquí dejo otro vídeo con cosas curiosas que pueden hacerse jugando a Blood, con mención especial para la escena en que al saltar encima de la cabeza de un enemigo hasta matarlo, el juego nos dice claramente: “don’t play Mario”.

Para terminar, pongo el siguiente vídeo en que vemos “easter eggs” o guiños ocultos, a citas y referencias literarias (Poe, Shakespeare, Lovecraft…) y cinematográficas (El Resplandor, Phantasma, El ejército de las tinieblas o Pesadilla en Elm Street entre otros)…

En resumen, una auténtica perla para el paladar freak que la sepa apreciar.

(EDITO: por respeto al título no haré mención de la lamentable secuela.

Diablo III (grandes hypes de la historia de los videojuegos Vol. I)

Al final nuestros temores eran fundadísimos. Diablo III es un juego ramplón sin más. Vale, es molón, pero sinceramente ya no sé hasta qué punto es porque me gustaron en su momento los anteriores juegos de la saga y porque he estado esperando eones a su lanzamiento, o si es porque el juego en realidad lo merece.

Y los señores de Blizzard, a quienes ha quedado patente que el desarrollo y producción de Diablo 3 les venía muy grande, han abusado del márquetin inverso:

“toma esta info o estos vídeos de gameplay, como si fueran dosis de crack… pero no quiero tu dinero… si eso, más adelante… uy mira, tenemos que retrasarlo de nuevo, y así os seguimos sacando pasta del WOW y quizá se venda algún StarCraft II más.”

Por si estuviéramos poco cabreados, primero racanean con la cantidad de horas dedicadas a pulir código generando glitches y bugs a manta y luego con el tema de los servidores, llevando a la desesperación a la gente que habiendo pagado intenta en vano jugar porque los servidores han petado.

“Servidor” de ustedes tiene de escaso tiempo para jugar, y esta semana había hecho hueco en la agenda para la tarde del domingo, apagar las luces de la habitación, sentarme frente del ordenador y echarle unas horitas a Diablo III. Lo que se encuentra tras ejecutar el launcher es, nada menos que con el enemigo más jodido de todo el maldito juego. No es Diablo, ni Mephisto, ni Baal. Se trata de un ente de lo más profundo de los abismos demoníacos: hablo del puto “error 33”.

Mi tarde de domingo de vicie a la mierda. No puedo jugar a algo por lo que he esperado diez años y por lo que he pagado mi copia. Cuando saquen el próximo juego, se lo va a comprar su señora madre.

Silent Hill

Cualquiera lo suficientemente freak como para estar ojeando este blog conocerá la Saga de Konami.

El concepto de survival horror está muy desvirtuado en la actualidad, habiéndose equiparado a “sustos” lo que de verdad es el miedo. Silent Hill fue el primer survival horror que de verdad era psicológicamente inquietante y que daba terror jugar, cosa que muy pocos juegos han conseguido inspirar en el jugador hasta la fecha. Estaréis de acuerdo conmigo quienes hayáis osado encender la Play Station ™ de noche con él en sus entrañas…

Silent Hill es el nombre de un pueblo a orillas del ficticio lago Toluca, rodeado de zonas de bosque y montaña emplazado en alguna región al parecer, del Noreste de EE.UU.

Su siniestra historia, inspirada en la del pueblo Twin Peaks (en que tiene lugar la serie del mismo nombre que todos recordaréis y de la que os debo una entrada), se remonta a las tribus nativoamericanas que se establecieron en los alrededores. Para dichos nativos, se trataba de un sagrado lugar de poder que era la puerta del paraíso, capaz de conceder todos los deseos de quien llegara allí.

No se trata de una entidad maligna, ni tampoco benigna. El lugar absorbe algo de cuanto acontece en él y refleja el alma de quien cruza el umbral. Y así vemos, como con la llegada de los primeros colonos, esa tierra sagrada empieza a verse profanada por una serie de acontecimientos, epidemias, la guerra de secesión, crímenes de todo tipo, etc… que van dejando su impronta allí.

Para una persona de corazón puro es la entrada al paraíso, para alguien torturado es un lugar de pesadilla y para alguien malvado abre las puertas del abismo. Así, por ejemplo, aunque en la primera entrega es Harry Mason quien se ve atrapado por una serie de circunstancias en el lugar, siendo la poderosa alma de Alessa quien hace impronta en la realidad, en la segunda entrega, vemos como James, una persona torturada y autodestructiva traslada sus demonios a la suya propia mientras la niña inocente que se cruza está completamente a salvo de cualquier peligro en su realidad propia.

Respecto al siniestro culto, en algún momento, una serie de personas relacionadas con familias pudientes de Silent Hill (especilamente Guillespie y la sociedad histórica de Silent Hill) tuvieron conocimiento de éstos sucesos extraños y empezaron a investigarlos para intentar aprovechar dicho poder en su favor, naciendo así la Orden. Debido a la naturaleza de éste lugar, fueron los oscuros deseos de esas personas los que crearon a partir de sus miedos, ambiciones y rencores al peculiar Samael de Silent Hill ( con el nombre de uno de los principales ángeles según la tradición hebrea) cuyo culto seguían.

A través de los ritos que llevaron a cabo en la pobre Alessa, consiguieron extender los límites de la influencia del OtroMundo haciendo trizas las leyes de la física y la lógica en su perímetro, sirviendo de marco y excusa para el resto de capítulos de la saga.

El bueno es el primero. Si alguien se anima, sólo recordar que jugarlo (o rejugarlo) en un emulador de PSX para PC mejora enormemente los gráficos del soporte original, pero no mejora la experiencia. La cutrez gráfica del original  le añade un velo adicional de misterio.

Cortometraje animado de Blizzard para el lanzamiento de Diablo III.

Con motivo del lanzamiento de la esperadísima tercera entrega de la saga, Blizzard nos muestra este interesante corto en que vemos a las principales fuerzas celestiales combatir a un inmenso ejército de demonios.

Echadle un ojo porque merece la pena.

LOL (League of Legends)

En esta ocasión, el LOL del que hablamos es acrónimo de League of Legends, y no de laughing out loud.

Heredero (legítimo o bastardo, según gustos) del viejo DOTA: Defense of the Ancients, un mod del Warcraft 3. Muy similar en todos sus aspectos a su precursor, aunque algo más sencillo de jugar y con algunas variaciones.

En un mapa, compuesto por las bases de las dos facciones y sus torres defensivas, los dos grupos de héroes (controlados por jugadores) presentan batalla junto a sus respectivos minions en una batalla en que la muerte es sólo un breve descanso hasta que son invocados de nuevo por el núcleo de su base, cuyo homónimo contrario han de destruir como objetivo. Para ello, van consiguiendo oro con el que pueden comprar objetos mágicos que potencian sus habilidades. Además, por el mapeado hay una serie de monstruos repartidos para darle más vidilla.

Los héroes los hay para todos los gustos: sucios que se ocultan en las sombras para rematar de una puñalada a un enemigo moribundo en retirada por la espalda, clásicos héroes de melée que combaten en primera línea, cobardes arqueros y magos cuya fragilidad en combate les relega una segunda o tercera línea, etc…

Sus habilidades, tan diversas como pueda imaginarse, van desde la absorción de vida, los clásicos “stun” golpes que dejan atontados varios segundos a sus enemigos, pasando por ralentizaciones, proyecciones, etc… De entre las habilidades, cada héroe tiene una especial, más costosa de utilizar pero de efectos usualmente devastadores, que suele denominar “ultimate”, que suele ser de lo más trucal (ver entrada “definición de trucal”).

Es un juego cooperativo (para la mayoría de la gente) que permite, antes, durante y después de las partidas, escribirse en un chat con los amigos o compañeros cualquier tipo de comunicación o información para una correcta coordinación, fundamental para el éxito de la partida.

Las consideraciones estratégicas, las habilidades de apoyo entre héroes, y las cacerías en grupo, etc, convierten a este juego gratuíto en uno de los más entretenidos para jugar, tanto si es con desconocidos, como en compañía de tus amigos.

Battlefield gratis PC multiplayer

Quieres jugar en modo multijugador a un juego de guerra en el que manejas vehiculos, etc….?

Tienes un pc mas o menos bueno pero no te anda el bf3? Juega este juego
http://battlefield.play4free.com/en/
comenzamos con la trama :

El nuevo título de EA dentro del apartado de juegos gratuitos Play4Free es Battlefield: Play4Free, un nuevo juego gratuito en el que disfrutaremos del espíritu y el auténtico Battlefield de manera gratuita.

Un “profundo shooter para PC con el típico sello de Battlefield, con vehículos de guerra, jugabilidad al estilo sandbox y con juego para 32 usuarios.”

En este sentido, el título combinará elementos de Battlefield Heroes, Battlefield 2 y Bad Company 2, presentando los “mapas más populares” de BF2 y las clases y armas de Bad Company 2. Además, se incluirán elementos del próximo Battlefield 3.

De hecho se emplea la cuarta generación del motor de PC que se utilizó para crear BF2, Battlefield 2142 y Battlefield Heroes.

Habrán disponibles en el juego un total de 16 vehículos, incluyendo el caza a reacción F-35 y el tanque ruso T-90.

También simula la progresión de la carrera de un soldado profesional. Los jugadores pueden aprender habilidades, adquirir nuevos equipos y armas para crear un soldado único.

Visualmente, los modelos de las armas usadas son las de Bad Company 2 además de utilizar efectos de post-procesamiento como grano de la película, corrección de color y profundidad de campo.

Videos:

especificaciones del PC:
Sistema operativo : Windows XP o Windows Vista , windows 7 tambien anda
CPU : Intel Pentium 4 1.7 GHz
RAM : 512 MB (1 GB en Windows Vista)
Tarjeta de vídeo : 256 MB, Pixel Shader 2.0, DirectX 9.0c
Tarjeta de sonido : compatible con DirectX 9.0c
Espacio de disco duro : 1 GB
Conexión a Internet : 256 kbit

Encuesta Diablo III

Una vez probada la beta (siempre que el error 37 no te arruine tu tarde de vicio), comenzamos la encuesta